sábado, 29 de mayo de 2010

La directora del Unifem de la ONU. Inés Alberdi.


¿Quién es Inés Alberdi? La socióloga española Inés Alberdi, hermana de la ex ministra Asuntos Sociales Cristina Alberdi y candidata del PSOE en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid en 2003, fue nombrada en abril de 2008 directora del Fondo para el Desarrollo de la Mujer (Unifem) de la Organización de las Naciones Unidas. En su cargo, al que llegó tras un proceso de selección de más de seis meses y un centenar de candidatas de todo el mundo, Alberdi tiene bajo su responsabilidad la gestión de un fondo anual de 100 millones de dólares que cuenta con 15 oficinas regionales y proyectos en Asia, Africa, Latinoamérica y Europa.
¿Cómo ha llegado Inés Alberdi a este cargo de la ONU? Según el grupo internacional Alternativas de Desarrollo para las Mujeres de una Nueva Era (DAWN), que hacía campaña por su fundadora, la académica india Gita Sen, "debido a las preocupaciones de financiación de la ONU y a la presión abierta y significativa de España; otros nombres de la lista de candidatas no se consideraron".
¿Qué capacidad de presión financiera pudo aportar España?
Muy sencillo: Inés Alberdi está casada con el gobernador del Banco de España y alto cargo socialista Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
A principios de 2007, España firmó un acuerdo con la predecesora de la candidata española, Noeleen Heyzer, para donar 3 millones de euros para un fondo que "combatiría la violencia contra las mujeres". Una forma de decir "estamos dispuestos a poner dinero". E ir perfilando la candidata española. En 2008, la legación diplomática española recordó que España es el segundo mayor donante al fondo y para el ejercicio del 2008 "se ha propuesto incrementar sustancialmente su contribución".
Recientemente se ha creado en la ONU el ente ONU Mujeres. "Bachelet (ex presidenta chilena) es la favorita para encabezar el ente ONU MUJERES, a lo que aspira también España", dice EL PAÍS. Ya veremos finalmente quién se hace con las riendas de esta poderosa institución. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, debe designar aún a la persona al mando.

2 comentarios:

  1. Excelente trabajo informativo.
    Asi son los sectarios que viven su locura ideológica mesiánica, con el dinero de todos (por supuesto).

    Es el tipico caso de caciquismo de uso individual aunque con pretensiones altruistas y quijotiles: a fin de cuenta prevarican por el triunfo de la revolución, ya que tras el fracaso y rendición absolutos en el frente laboral y financiero (en este apenas llegaron a combatir por que no iban a luchar contra quienes les financiaron)han tomado el frente "genético" intentando obligarnos a convertirnos en lo que les haya dado la gana que nos convirtamos con su ideología de género: del hombre nuevo socialista al hombre nuevo semi-gay del género, lo que sea con tal de aquietar la paranoia anti-tradiconal del progresismo.

    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. En esta página: http://www.personasnogenero.blogspot.com/
    hemos creado un manifiesto contra la viciada práctica de que se sigan confeccionando las estadísticas de maltrato presuponiendo que sólo el hombre es capaz de ejercer violencia. Si tú también piensas que antes que género somos personas y compartes su contenido contribuye a extenderlo pasándolo entre tus amigos y conocidos.

    LA MACROENCUESTA QUE PREPARA EL MINISTERIO DE IGUALDAD: ¿CIENCIA O IDEOLOGÍA?

    Un feminismo institucional, el que considera al hombre como el responsable único de cuanto de malo hay en el mundo y se propone cambiar la masculinidad; el que niega el derecho a un divorcio justo y la custodia compartida de los hijos; el que se ha propuesto destrozar el diccionario con sus: miembras, feminarios y jóvenas; el de las bibliotecas de mujeres; ese que dice que la historia de la humanidad es la historia de un varón azotando y maltratando a una mujer; se propone, al igual que sucedió en otras tres ocasiones, realizar de nuevo una encuesta sobre la violencia de pareja.


    Y nada habría que objetar a tal propósito si la intención fuese detectar los protagonistas y las formas de ejercerla: mediante la fuerza física o la presión psicológica, la amenaza abierta o el chantaje velado, por hombres y mujeres o por mujeres y hombres, de tal modo que alcanzásemos a tener una imagen, lo más objetiva y próxima a la realidad, de un fenómeno que, por producirse mayoritariamente en el ámbito privado, no es posible conocer de forma directa.


    Pero, al igual que en las tres encuestas previas, el objetivo no parece éste, pues de entrada se excluye al varón; es decir, de antemano se nos dice que sólo hay una posible víctima y un único verdugo, unos seres a quien proteger (ellas) y otros seres a quien castigar (ellos), en una construcción de la realidad no sólo falaz y mentirosa, también interesada. Pretenden engañarnos diciendo que se puede conocer de la disputa entre dos personas con la opinión de una sola de ellas.


    Por eso debemos decir: no, a que se siga alimentando una ideología de género que nada bueno ha aportado a la sociedad; no, a engordar una guerra de sexos basada en el maniqueísmo de buenas y malos; no, al uso de los presupuestos del Estado para elaborar una encuesta no sólo acientífica, también segregadora y sexista; no, a una encuesta que va contra cualquier forma de entender la igualdad y la equidad entre la mujer y el hombre. Y por lo mismo, decir sí, a una encuesta que no presuponga que la violencia entre el hombre y la mujer es unidireccional y sí en los dos sentidos y que, en consecuencia, se pase a todos.

    POR LA IGUALDAD, POR LA EQUIDAD, CONTRA LA SEGREGACIÓN Y EL SEXISMO, DIGAMOS SI A UNA ENCUESTA A HOMBRES Y MUJERES.

    ResponderEliminar